fbpx

14 consejos para hacer ejercicio con tu perro

La actividad física es fundamental para las personas y para los perros también, por todo lo que ayuda a regular en su funcionamiento orgánico. Pero para que sea un plan seguro y placentero para ambos, es importante tener en cuenta su edad y sus condiciones físicas, además de cuestiones esenciales que tienen que ver con tu propia forma física. Por eso, te dejamos 14 tips a tener en cuenta para ejercitarte con tu perro.

 

1) Conoce tu forma física y la de tu perro. Es importante que hagas un análisis de las condiciones de cada uno antes de empezar con un ejercicio intenso al que no están acostumbrados ambos o alguno de los dos. Cuánto tiempo llevás sin hacer deporte intenso, cómo es la musculatura de tu perro… son factores clave.

2) Elegí el momento adecuado: No es lo mismo salir a hacer ejercicio un domingo relajado que un día entre semana después de trabajar, por ejemplo. Para adquirir el hábito, mejor un día desocupado (él también notará que estamos más relajados y lo identificará con un juego). En cuanto al momento, en verano evita las horas de calor, por vos y por tu perro.

3) Cuidado con el cachorro: No lo obligues a correr desde muy chiquito. Tené en cuenta que  todavía es débil y debe formar su estructura ósea y su musculatura, y puede lastimarse. Sin embargo, sí podés ir entrenándolo para cuando sea algo mayor dando pequeños paseos.

4) Jugar como forma de ejercicio: No todo tiene que ser correr o andar en bici. Pueden jugar a la pelota (el fútbol suele encantarles) o al frisbee, pero también debes implicarte. Si no sólo él hará ejercicio, y la idea es que sea una actividad conjunta.

5) Precalentamiento: empezar con una caminata rápida hasta llegar a trotar y después empezar a a correr. O jueguen un poco con la pelota antes de comenzar. Tené presente que él también se puede lastimar.

6) Tu perro debe estar bien socializado: Cada vez es más común hacer ejercicio con nuestro perro y encontrarás otras parejas de deportistas. Si no se lleva bien con otros perros puede ser un problema. Y resultar muy estresante para ambos.

7) Sentar las bases: primero enseñale a caminar junto a vos, que te siga el ritmo. Y cuando aprenda y empiecen a correr o a andar en bici tenés que seguir el mismo método. Establece contacto visual con él. Tiene que seguir tu paso en todo momento para evitar accidentes. Es buena idea que, al principio, salgas a trotar un poco con él un par de veces al día hasta que se acostumbre. Al fin y al cabo, establecer una rutina de ejercicio también requiere de cierto adiestramiento.

8) Paso a paso: Como cuando empezás a hacer ejercicio solo, no empieces con una carrera de una hora. Debemos darle tiempo a acostumbrarse a la nueva actividad, a que siga las reglas y disfrute también.

9) ¡Al agua!: La natación es un deporte perfecto para los perros, especialmente para aquellos que sufren de displasias y defectos congénitos en huesos y articulaciones, como los labradores o los pastores alemanes, o para aquellos que se recuperan de alguna operación. Es un poco más complicado, pero si se les hace posible es la actividad ideal. También con Juvenia lo ayudas a reforzar su estructura ósea. Un sobre por día fortalece y reduce riesgos en las articulaciones.

10) Atención a las lesiones: hay que estar atento a cualquier signo de lesión: si renguea, se para, mantiene una extremidad en alto, te mira atentamente, no quiere andar, y por supuesto si se queja, paren inmediatamente y encamínense al veterinario. 

11) Regla de oro: Hidratación. Es algo fundamental tanto para él como para vos. Debés llevar siempre una botella de agua para él y otra para ti. Mantén la atención ante cualquier signo de deshidratación.

12) En bicicleta: Que te acompañe cuando vas en bicicleta es un deporte bueno porque él irá corriendo, y además les suele divertir mucho. Sin embargo, no es una buena idea empezar con esto porque el perro tiene que estar muy bien entrenado para seguirte el ritmo. De lo contrario, terminará tirándote de la bici.

13) No todos los perros son iguales. Hay que tener en cuenta la raza (o la mezcla de razas) y el tamaño y la musculatura del perro. Parece obvio, pero no todos requieren el mismo tipo de ejercicio ni la misma frecuencia. A un bulldog, por ejemplo, no debemos obligarlo a realizar largas carreras, por sus dificultades de respiración. 

14) ¡Disfruten! Por último, no todo tiene que ser correr, nadar, andar en bici o juegos de obstáculos: una simple caminata a paso rápido dos o tres veces por semana, o una excursión de domingo, es muy beneficiosa para humanos y perros, y la disfrutarán juntos.

 

2 Comments
  • Silvana rafho
    Posted at 17:59h, 18 febrero Responder

    Me encantó. Tengo una ovejera que se llama kala .todos los días hace actividad física. Cuando hace mucho calor nada en el lago o la pileta. Siempre después de ejercicio comemos una mandarina o naranja o sandía. Le encanta!

  • Juan alberto
    Posted at 19:25h, 08 marzo Responder

    Exelente

jQuery(document).ready(function( $ ) { $(document).ready(function(){ $('h5.name').each(function() { var text = $(this).text(); $(this).text(text.replace('vanvasten', 'Equipo Juvenia')); }); });

Dejanos un comentario